A journey through the history of London’s underground system, one of the world’s most influential works

Un recorrido histórico por el metro de Londres, una de las obras públicas más influyentes del mundo

My list

Autora | Elvira Esparza

El metro de Londres presume de ser el más antiguo del mundo. De hecho, vio la luz en 1863 con locomotoras de vapor y túneles iluminados con lámparas de gas. Hoy es una amplia red llamada Underground o Tube por los londinenses que conecta toda la ciudad.

Primeros pasos en la construcción del metro de Londres

El metro de Londres surgió como respuesta a la necesidad de comunicar el centro de la ciudad con la periferia con la llegada masiva de población rural en los inicios de la revolución industrial. La idea original era crear una red de accesos subterráneos al centro de Londres. El proyecto inicial costó más de 100 millones de dólares actuales.

El 10 de enero de 1863, unas 30.000 personas viajaron por primera vez en el metro de Londres bajo tierra, en una primera línea que tenía 6 kilómetros de recorrido. Este proyecto tardó 3 años en construirse a través de la compañía Metropolitan Railway. El metro venía a solucionar el problema de congestión en las calles de la ciudad ocupadas por carros, animales, vendedores ambulantes y trabajadores.

The history of London’s underground

La idea de construir una red de transporte bajo tierra fue de Charles Pearson, aunque se encontró con una fuerte oposición por parte de quienes consideraban el proyecto poco práctico, teniendo en cuenta las locomotoras de vapor existentes en ese momento. Sin embargo, una vez puesto en marcha, el metro fue muy bien aceptado por la población, lo que favoreció el desarrollo de nuevas líneas en los años siguientes.

Surgieron nuevos barrios alrededor de las estaciones de metro, tiendas e incluso atracciones para atraer a los turistas. En 30 años se construyeron 80 km de líneas por las que circulaban trenes en túneles en el centro de la ciudad y suburbanos en la superficie. La construcción del metro de Londres fue realizada por diferentes compañías hasta que en 1908 empezaron a trabajar juntas bajo la marca Underground.

Posteriormente, en 1933, todo el transporte de Londres, incluido el metro, pasó a ser de propiedad pública bajo el London Transport y desde 2003 forma parte de la organización Transport for London (TfL).

Dos tipos distintos de túneles

La construcción del metro de Londres estuvo ligada a la tecnología existente en la época. De ahí que construyera con dos tipos de túneles, según el tipo de trenes en circulación y la situación de la ciudad.

Túneles cut and cover (a cielo abierto)

Son grandes zanjas excavadas para el recorrido de la línea que son después cubiertas con arcos de ladrillo formando un túnel que se recubre con el material excavado dejando la superficie exterior libre. Estos fueron los primeros túneles que se cavaban con poca profundidad. Además, para evitar demoler edificios, los túneles se construyeron bajo calles ya existentes. El primer trayecto unía las estaciones del norte Paddington y King’s Cross con el centro en Farringdon.

Túneles a gran profundidad

Cuando el metro utilizaba locomotoras de vapor para desplazarse necesitaba túneles de gran tamaño y con espacio para evacuar los humos. Sin embargo, la construcción de los túneles cambió cuando comenzó a utilizarse la electricidad y el crecimiento de la ciudad dificultaba la construcción de túneles a cielo abierto. James Henry Greathead ideó un método para excavar túneles con una máquina denominada Greathead Shield con la que se podían abrir túneles profundos. Estas líneas, llamadas tubes, se perforaban a distintas profundidades, pudiendo excavar por debajo de los edificios y del sistema de alcantarillado de Londres. La primera línea construida con estos túneles fue la City and South London que se inauguró en 1890. En los 20 años siguientes se construyeron 6 nuevas líneas.

Un secreto subterráneo: las estaciones abandonadas del metro de Londres

The history of London’s underground

Los trabajos para mejorar la red del metro fueron interrumpidos por la Segunda Guerra Mundial, que retrasó la construcción de la línea Victoria, primera de gran profundidad que se construyó en el centro de Londres, hasta la década de los 1968. Antes de iniciarse el siglo XX estaban en funcionamiento ocho líneas que comunicaban toda la ciudad con el exterior.

En 1979 se añadió la línea Jubilee, que se amplió hacia el este en 1999. Es la única que tiene intercambios con todas las demás líneas del metro. Elizabeth es la última línea incorporada a la red en 2022 y la primera accesible.

Durante la Segunda Guerra Mundial el metro de Londres sirvió de refugio a la población durante los bombardeos. Algunas estaciones también se acondicionaron para cubrir funciones secretas: Down Street se convirtió en la sede del Comité Ejecutivo de Ferrocarriles, que supervisaba los principales ferrocarriles de Gran Bretaña y donde el primer ministro Winston Churchill se refugió en secreto en el apogeo del blitz, y Brompton Road era la sede para el mando antiaéreo.

Los cambios sufridos en la red de metro a lo largo de 160 años han dado lugar a la existencia de estaciones abandonadas que forman parte del Londres oculto que pueden visitarse en la actualidad:

  • Aldwych cerrada desde 1994 sirve como escenario de películas porque conserva la taquilla, ascensores y plataformas originales.
  • Baker Street conserva una parte de la estación cerrada que puede visitarse para ver cómo eran los andenes y ascensores originales.
  • Clapham South es uno de los refugios más profundos de Londres con una milla de pasadizos subterráneos en los que se refugió la población durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Moorgate Street conserva túneles en desuso, vías abandonadas, una máquina Greathead de 1904 y pasillos revestidos con los azulejos de vidrio originales.

El diseño del mapa de Londres

London’s underground map

Mención especial merece el diseño del mapa del metro de Londres, que pasó de seguir la trayectoria real de las líneas con sus curvas y recovecos a representarse en línea recta con un ramal del que salen las distintas estaciones.

En 1931, Harry Beck simplificó el mapa utilizando líneas rectas y colocando las estaciones a la misma distancia, en lugar de a la distancia real. Así facilitaba a los usuarios del metro la tarea de saber cuántas estaciones de metro quedaban para su parada y los transbordos que podían hacer. Este mapa ha servido de inspiración a los mapas del metro de otras ciudades.

Las cifras del metro de Londres:

  • 408 kilómetros de líneas, con 181 bajo tierra.
  • 275 estaciones.
  • 12 líneas.
  • Más de 5 millones de pasajeros al día.
  • Más de 543 trenes en funcionamiento en las horas punta.
  • La línea más rápida circula a 40 trenes por hora.
  • La línea Central es la más larga con 74 km.
  • La línea District es la que tiene más estaciones, 60.
  • La línea Waterloo es la más corta con 2 estaciones.

Imágenes | Félix Hanspach Pau Casals Ole Witt

Related Content

Recommended profiles for you

YY
Yuki Yuki
ZISU
AK
A.A.M. Kusse
Geospatial Strategies
Director
AA
Abdulaziz Almogren
SILZ
XB
Xiao Bian
Renmin University of China & University of Groningen
JH
Johnny Hendrickson Hendrickson
Safezone
Karolína Čuntalová
VUT
AG
Abhishek Garg
Sole Proprietors
Sole Proprietors
AG
Abhishek Goturkar
Technische Universität München
M.Sc.
AA
Abdulla AlMadani
Quantum IT Consultancy Services
CEO and Partner
AM
AbdulRazak Mohamed
School of Planning and Architecture, Vijayawada
Professor and Head Department of Planning
JJ
jie jie
e
文邓
文浩 邓
amanzaon
ET
Esther Tu
Le Quy Don Highschool
AA
Aarón Alberto Abad alva
Del Olmo & Rullan
Architect
ON
ouqwf nasv
js
彭彭
彭双双 彭
自由职业
SX
Shu Xue
UWA
XW
xia wu
11111
DC
Diego Castañeda
BUAP
AA
Abdiwahab Abdiwali Abdulkadir
Universiti Kebangsaan Malaysia (UKM)
Onging Msc in Transportation engineering