Seis ciudades que están recuperando su antiguo ecosistema

My list

Autor | Jaime Ramos

Quizá todavía no somos conscientes de la fragilidad medioambiental de nuestro planeta. El ser humano ha alterado la entropía y el devenir de los ecosistemas terrestres. ¿Cómo pueden paliarlo las ciudades inteligentes?

Ecosistemas urbanos

La urbanización desmedida supone un problema para la vida en la Tierra. No solo arrasa con el patrimonio vegetal y animal, sino que además provoca sucesos graves que alteran los flujos naturales.

Aunque existen millones de ejemplos, el más repetido es el que afecta a las abejas. Nuestra propia supervivencia como especie depende de este insecto polinizador que lleva décadas amenazado por contaminación y pesticidas. Polinizan el 70% de las cosechas y, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, su población allí se redujo un 60% entre 1947 y 2008.

Sin embargo, la solución no es tan sencilla como instalar colmenas en parques y jardines, como si fueran paneles fotovoltaicos. Y es que la polinización no se debe tan solo a un tipo de abeja. Ni siquiera de insecto), sino que se trata de un fenómeno complejo en el que participan innumerables agentes.

Invasión natural

Por eso, se hace esencial la integración de la comunidad científica en la propuesta de soluciones urbanas que busquen la preservación de los ecosistemas originales; y también para paliar otro peligroso fenómeno, el de las especies invasoras.

Incluso el gato, un animal domesticado que forma parte de la vida de tantas personas, es en su esencia una especie invasora que pisó el continente americano al tiempo de la colonización europea. Nuestro amor por ellos oculta algunas de las consecuencias de este gesto, como la extinción de otras especies de pájaros, mamíferos y reptiles.

Ejemplos de ciudades que recuperan su ecosistema

Ante estas complejas situaciones, encontramos ejemplos de urbes que tratan de preservar sus viejos ecosistemas.

Dublin (Irlanda) y las abejas

nature 2

Un tercio de las abejas de Irlanda están amenazadas. Las autoridades han tomado cartas en el asunto. El Biodiversity Action Plan de Dublin se centra en desechar el uso de los pesticidas que acaban con las abejas y permitir el crecimiento de especies vegetales nativas. La capital de Irlanda trata de aplicar esta política a todas sus zonas verdes, más allá de los parques. De este modo, el 80% de los espacios verdes de la ciudad son ahora pollinator-friendly.

Harbin (China) y su reserva central

La ciudad China de Harbin tuvo en 2009 una aproximación muy acertada de lo que significa la conservación de ecosistemas. Así fue cómo re-nació el Qunli National Urban Wetland.

Esta reserva aprovecha una gran superficie en el centro de la ciudad que había sido desnutrida de su irrigación original. Su recuperación beneficia tanto a la biodiversidad que se vio atacada, como a la propia urbe, que cuenta con un pulmón verde vital utilizado también como área de recreo.

Växjö (Suecia) y el poder lacustre

Buena parte del trabajo de preservación se centra en el agua, en su exceso o ausencia. Está demostrado que la preservación de acuíferos puede aplicarse tanto en ciudades con varios millones de habitantes, como Harbin, como en núcleos urbanos más pequeños.

Es el caso de Växjö, al sur de Suecia. Allí, se ha llevado a cabo un programa de restauración centrado en el agua. Así, se han creado un circuito de lagunas que aprovechan el agua de la lluvia para mejorar la calidad del agua en los lagos. El objetivo es revertir la pérdida de biodiversidad experimentada en los últimos años.

Frankfurt, Hannover, Dessau y su crecimiento salvaje

nature 3

El proyecto alemán Städte Wagen Wildnis va un paso más allá. No busca solo revertir lo ocurrido en los ecosistemas, sino permitir que vuelvan a su estado natural primigenio, abandonándolos a su suerte para que "crezcan salvajes".

La norma impuesta en las tres ciudades es sencilla: anular la intervención humana, dejando las zonas elegidas solo para el recreo. Activo desde 2016, las tres ciudades han visto cómo la biodiversidad ha mejorado, con un incremento en la población de pájaros, mariposas, erizos y abejas.

Imágenes | Bruce Tang/Unsplash, Städte Wagen Wildnis/Chris Lange-Kabitz, UNEP

Related content

Recommended profiles for you

Remember to activate your profile to network!
Activate profile
LM
Lupita Molina
Own
Owner
Lokchetna Trust
Lokchetna Trust
Lokchetna
Director
MS
Mike Schnatzmeyer
One Const Design
Owner / President
ET
Elisabet Tomas
Fira de Barcelona
Project Manager
WC
WILFRID CHENAY
ZG Lighting Iberia SL
General Manager Iberia
FD
Filip Diera
Diera
The creator
CL
Carmen Larragay
Cartometrics
Explore new markets
KF
Kim Faithfull-Wright
Costain
Smart Place and Local Authority Consultant
PK
Pranya Kashyap
Student
Student
Mayra Bronstein
Mayra Bronstein
Uno Punto Seis
Uno Punto Seis
MC
Michelle Cuesta
Student
Architect
AS
Alessandro Saglio
Energemini
Advisor
AP
Alok Patel
Organization
Manager
CHARLES POLUAN JR
CHARLES POLUAN JR
GKJI
SENIOR CONSULTANT
MA
Manuel Arenas
Tecdencias
Freelance journalist
IB
Irene Belanche Goenaga
EQO-NIXUS (OCA Global)
Consultant in the Sustainable Economy Division - Project Management and Business Development tasks
Ruken Karakus
Ruken Karakus
University of Pais Vasco
Research
Martinus Filet
Martinus Filet
Agência Brasileira de Gerenciamento Costeiro
Superintendent Director
KK
Komal Kishore
Farm Factory
Agripreneur traying to reduce the carbon footprint in traditional & innovative ways & make it simple
MP
Mamta Patwardhan
KRVIA
Assistant Professor

SmartCity
Thank you for registering to Tomorrow.City. You can now start exploring from your computer, or with your phone or tablet downloading our app!
Only accessible for registered users
This content is available only for registered users
TO: $$toName$$
SUBJECT: Message from $$fromName$$