Europa avanza en su proyecto de identidad digital común: ¿qué es y cómo cambiará la relación del ciudadano con la administración?

Europa avanza en su proyecto de identidad digital común: ¿qué es y cómo cambiará la relación del ciudadano con la administración?

My list

Autor | M. Martínez Euklidiadas

La tecnología de identidad digital europea busca crear carteras digitales gracias a las cuales la ciudadanía pueda vincular sus respectivas identidades digitales nacionales, sus diferentes permisos, cuentas bancarias, diplomas académicos u otros. Entre sus posibilidades, permitirán la identificación inequívoca o la forma digital, aunque los actuales pilotos europeos van más allá: se persigue enlazar el mundo virtual y offline a través de los datos.

¿Qué es la identidad digital y su tecnología asociada?

La Unión Internacional de Telecomunicaciones define el concepto de identidad como una “representación de una entidad en forma de uno o más atributos que permiten distinguir suficientemente la entidad o entidades dentro de un contexto”. La identidad digital es por tanto la imagen virtual de una identidad ‘real’ (u offline, según el contexto) creada en internet a partir de una persona que existe en el plano físico.

Se trata de la virtualización de la identidad de un ciudadano o una ciudadana, una con la que puede realizar las mismas actividades que con su documento de identificación e incluso presencia física. La tecnología de identidad digital es aquella que securiza los procesos digitales necesarios para usar con seguridad esa identidad virtual o identidad electrónica, simplificada a menudo como eID.

¿Cómo avanza la identidad digital europea?

El concepto de identidad digital llevaba desde mediados de los 70 orbitando la ciencia ficción, pero ha sido durante la última década que las diferentes regiones mundiales han empezado a regular al respecto, destacando Chinapionera en 2018 con tarjetas eID mediante QR y con su propuesta ante la ONU de un sistema unificado de Identidad Digital (similar al email federado, mundialmente compatible)— y Europa, a la cabeza regulatoria.

¿Cómo avanza el proyecto de eID europeo? La propuesta de Reglamento de Identidad Digital europea lleva siendo estudiada por varias mesas de grupos de expertos desde 2021, año en que la Comisión Europea consolidó estas mesas y solicitó a los estados miembros su participación. En febrero de 2022, los expertos eIDAS (European electronic identification and trust services initiative) esbozaban el marco de arquitectura para esta cartera de identidad digital de la UE; y un año después se publicaba la primera versión de una caja de herramientas común, que se hacía pública en Github en septiembre de 2023.

¿Para qué sirve la identidad digital común que regula la Unión Europea?

En la actualidad, los pilotos de EUDI Wallets (es así como se llaman oficialmente las carteras digitales de la Unión Europea) consideran que pueda ser usada para acceder a los siguientes servicios:

  1. Acceso a los servicios públicos: Acceso seguro a servicios públicos digitales, como solicitar un pasaporte o licencia de conducir, presentar impuestos o acceder a la información de seguridad social.
  2. Apertura de una cuenta bancaria: Verificación de la identidad de un usuario al abrir una cuenta bancaria en línea, eliminando la necesidad de que el usuario proporcione repetidamente su información personal
  3. Registro deSIM: Prueba de identidad a efectos de contratos de tarjeta SIM pre y postpago (registro y activación), reduciendo el fraude y los costes para los operadores de redes móviles.
  4. Licencia de conducción móvil: El almacenamiento y la presentación del permiso de conducción móvil tanto en las interacciones físicas como en línea, tal conductor que proporcione su permiso en el costado de la carretera.
  5. Firma de contratos: Crear firmas digitales seguras para firmar contratos en línea, eliminando la necesidad de documentos en papel y firmas físicas.
  6. Solicitud de recetas: Proporcionar detalles de prescripción a las farmacias e iniciar la dispensación de productos médicos.
  7. Viajar: Presentar información de documentos de viaje (por ejemplo, pasaporte, visado y otros), lo que permite un acceso rápido y fácil cuando se pasa por la seguridad del aeropuerto y las aduanas.
  8. Identidades digitales organizativas: Proving eres un representante legítimo de una organización.
  9. Pagos: Verificación de la identidad de un usuario al iniciar un pago en línea.
  10. Certificación de educación: Prueba de posesión de credenciales educativas, como diplomas, títulos y certificados que facilitan la solicitud de empleo o educación adicional.
  11. Acceso a los beneficios del Seguro Social: Una cartera de identidad digital de la UE puede utilizarse para acceder de forma segura a la información y las prestaciones de seguridad social de un usuario, como las prestaciones por jubilación o discapacidad. También puede utilizarse para facilitar la libre circulación almacenando documentos como la tarjeta sanitaria europea.

¿Sobre qué tecnología se soportará la identidad electrónica europea?

Aunque aún no existe nada definitivo, es probable que algunas aplicaciones de identidad digital europea corran por encima de redes blockchain. La actual arquitectura lógica es flexible y recoge características como el uso de seguridad criptográfica, usos online/offline o las formas de autenticación.

A favor y en contra: ¿quiénes, por qué, y cómo, se oponen a la identidad digital común?

La identidad digital no está exenta de riesgos, y por tanto no queda libre de detractores. A medida que la virtualización del mundo fuera del ámbito digital se expande por nuestro día a día, los registros sobre nuestras actividades crecen y nuestra huella digital resulta más complicada de borrar. Con ello, cabe la posibilidad de quedar más expuesto a futuro.

Es por ello que numerosos expertos se han mostrado en contra de algunas de las formas en las que se podría desarrollar esta identidad digital. Por ejemplo, ha sido frecuente una crítica a la posible centralización, señalando protocolos descentralizados como una forma más segura de proteger a la ciudadanía. También está en el debate la garantía de anonimato o protección de la identidad, u otros más complejos.

No cabe duda de que esta regulación requerirá de un amplio consenso, que está siendo lanzado a medida que se van definiendo punto por punto las líneas base de desarrollo para la creación de identidades digitales. En buena medida, la propia legislación europea previa es garante con los derechos y libertades de su ciudadanía, por lo que lenta pero sin pausa, se espera que estas carteras lleguen pronto a las personas.

Image | KOBU Agency

Related content

Recommended profiles for you

DC
Diego Castañeda
BUAP
MB
max burks
university
KP
kit perera
nothing
AA
Abdulaziz Almogren
SILZ
MT
Minoz Torres
arquitecto
ML
muyang liu
uw
Karolína Čuntalová
VUT
Andy  Altmeyer
Andy Altmeyer
Portazon GmbH
AK
Aleksandra Kostrzewa
Think Lodz
AF
Abner Feliz Feliz
-
文邓
文浩 邓
amanzaon
XB
Xiao Bian
Renmin University of China & University of Groningen
XW
xia wu
11111
RR
ryhgrdef rfhdeehredfh
rshtesdhsredthsehshseh
NN
Neo Natt
aitortilla books
JR
Jack willaims Revanfollower
telsa
ET
Esther Tu
Le Quy Don Highschool
JL
JH L
SDJZ
彭彭
彭双双 彭
自由职业
AJ
Aleksandra Jadach-Sepiolo
Institute of Urban and Regional Development