UNCTAD

Así es el nuevo índice de las Naciones Unidas que mejora la medición del potencial de crecimiento económico

My list

Autor | Jaime Ramos

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) lleva tiempo defendiendo una medición más certera del potencial económico basado en la capacidad, y no tanto en los resultados periódicos. Así, ha impulsado un nuevo índice, el ICP, con la intención añadida de atacar la pobreza y fomentar la diversificación económica.

¿Qué es el Índice de Capacidad Productiva (ICP)?

El Índice de Capacidad Productiva o ICP es un nuevo instrumento de la UNCTAD pensado y diseñado para realizar un diagnóstico multidimensional de la capacidad económica de los estados. De este modo, se tienen en cuenta "los recursos productivos, las capacidades empresariales y las concatenaciones productivas que, en conjunto, determinan la capacidad de un país para producir bienes y servicios y le permiten crecer y desarrollarse."

Lo más significativo del ICP es que no solo presenta una perspectiva analítica para los países, con sus fortalezas y debilidades; sino que además presenta propuestas para explotar el potencial de crecimiento económico y sostenibilidad para cada territorio.

¿Qué tiene en cuenta el nuevo Índice de Capacidad Productiva? Sus ocho categorías

UNCTAD 2

Para elaborar el nuevo índice, la UNCTAD ha realizado una labor de recolección de información desde el año 2000 hasta 2018, teniendo en cuenta hasta 46 indicadores económicos en 193 países.

Dentro de la metodología que busca la medición del potencial económico, el índice se basa en ocho categorías cualitativas:

  • Capital Humano.
  • Capital Natural.
  • Energía.
  • Transporte.
  • Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC).
  • Instituciones y situación política.
  • Sector Privado.
  • Cambio Estructural.

Es de estas categorías de donde se han ido recolectando los datos para obtener un análisis pormenorizado del potencial de crecimiento.

¿Qué países están mejor posicionados en el ICP?

UNCTAD 3

Una vez recopilada la información, el ICP mostró a Estados Unidos como la economía con mayor potencial, con una puntuación de 50,51. Chad obtuvo el peor resultado con 17,14 puntos.

Esto era algo esperado. Sin embargo, el índice ha contribuido a determinar mejor los potenciales por zonas del planeta. Así, se puede comprobar cómo el Este de Asia ha cocinado un enorme potencial que incluso va más allá de China y está por encima de la media en términos de capacidad productiva, transporte y cambio estructural.

¿Por qué el nuevo índice ICP de las Naciones Unidas?

UNCTAD 4

La necesidad de desarrollar nuevas estrategias económicas escape de las concepciones teóricas resulta acuciante en estos tiempos en los que algunas tendencias mundiales se han visto alteradas, no solo por las variables tecnológicas, sino también por otros factores exógenos. No en vano, la pandemia, las crisis de suministro o el reto de la sostenibilidad han trastocado muchas expectativas.

En ese aspecto, puede que los índices clásicos se demuestren, una vez más, limitados para realizar pronósticos que ilustren mejor la situación real de las economías. Esto es aún más significativo si nos concentramos en áreas y regiones concretas o las particularidades de los entornos de las megaciudades.

Sin embargo, adaptarse hacia estrategias más eficaces concierne no solo a esa megaurbes, sino a casi todo el escenario urbano. Y es que, según la consultora McKinsey, las ciudades "medianas" de mercados emergentes están llamadas a representar el 40% del crecimiento mundial en 2025.

Cuando el PIB resulta insuficiente

Indicadores macro-económicos como el Producto Interior Bruto (PIB) o el PIB per cápita llevan décadas con nosotros. Su existencia e interpretación han alcanzado periodos que han rozado lo dogmático. Algunos expertos han apuntado que someternos a ellos sin remedio puede favorecer los periodos de colapso.

El propio creador del concepto moderno del PIB, Simon Kuznets, lo apuntó así en repetidas ocasiones a lo largo de su carrera. Pese a la utilidad del PIB, el economista pensaba que no se podía extrapolar para desentrañar el bienestar económico y social real. Por un parte, entendía que "las metas para incrementar la producción debían especificar qué producción y para qué"; por otra, señalaba que ninguna medición de ingresos puede estimar "la intensidad y la insatisfacción del esfuerzo que acarrea incrementar esos ingresos".

Este mensaje ha permanecido y, llegados al nuevo milenio, las Naciones Unidas ya contabilizan muchos años tratando de modificar los modelos económicos basados en el crecimiento, por otros, como la economía dónut, que tengan en cuenta la erradicación de la pobreza o los recursos del planeta. Realizar este cambio implica variar las lentes con las que se observa la economía.

¿Por qué el índice ICP del UNCTAD es mejor?

La propia UNCTAD lo explica de este modo:

"(…) las variables o indicadores aislados, si bien son importantes para medir el avance, no indican los motores del cambio ni los factores subyacentes que impulsan el rendimiento, como el potencial de crecimiento o desarrollo de los países. A pesar de las dificultades, la UNCTAD ha logrado establecer un índice compuesto metodológica y estadísticamente sólido, para medir el nivel y las deficiencias de las capacidades productivas".

Las diversas regiones que aglutina el continente africano pueden beneficiarse sobremanera del nuevo índice. Según el director de la división de la UNCTAD para África y países menos adelantados, Paul Akiwumi, la gran ventaja comparativa del ICP es que se adapta a cada país:

"No existe un plan universal para fomentar el desarrollo de las capacidades productivas y la transformación económica estructural. Las políticas deben ser propias y basarse en las limitaciones, oportunidades y ventajas comparativas específicas de cada país".

De este modo, el ICP está llamado a servir de guía para explotar el potencial económico dormido y conocer si proyectos como el de Itana, en Nigeria, pueden ser clave para dar con otro tipo de crecimiento. Aunque las diferencias entre países son grandes, el análisis del nuevo ICP hace que resulte esperanzador que existe una tendencia de mejora entre grupos de países.

Y es que, como se puede comprobar, la resiliencia económica ha de partir de un conocimiento más profundo de los factores en juego. Combinado con las nuevas tecnologías de la información, la nueva herramienta de la UNCTAD apunta ya a convertirse en un índice económico universal.

Imágenes | Freepik/bearfotos, UNCTAD, Freepik/usertrmk, Freepik/chandlervid85

Related content

Recommended profiles for you

AA
Abdulaziz Almogren
SILZ
AH
Ahmed Hamad
City Of Santa Monica
AE
Ahmed Eissa
self
owner
AS
Aditya Singh
None
Student
AT
Adina Teleuca Teleuca
toboro
A
ABUBAKAR IBRAHIM SALAH
AA
Abdurrahman Abdurrahman
universitas bumigora
Lecturer
AA
Ahmed Abdelmaged
WSP
AA
Abdulb Jaleel Ammanoor
East India Tarading
Propriotor
ON
ouqwf nasv
js
AB
Afshin Bozorgnia
Hasselt university
Master of Management
ID
Ica Denoga
None
AG
adriana guerra
rumos
AK
Aditi Kamiya
UPES
AE
Ahmad Elbassiouny
Orange
AA
Ade Ajibulu
Ade Ajibulu Consulting
Director
XB
Xiao Bian
Renmin University of China & University of Groningen
AE
Agustin Enciso
Cozcyt
Director General
Karolína Čuntalová
VUT
AA
Aditya Ambavale
King\'s College London
Student